Compartimos la opinión de 2 parlamentarios, en la Cámara y en el Senado, en respuesta al plan de desarme total de la población civil anunciado por el gobierno de Gabriel Boric. 

El diputado por La Araucanía, Mauricio Ojeda, propone endurecer las penas para quienes cometen delitos con armas de fuego: “Los delincuentes están desatados usando armas de fuego, y les sale prácticamente gratis”. El proyecto ingresado por el congresista del Partido Republicano implicaría, para los criminales que usan armas de fuego en sus ilícitos, penas que van desde los 10 años de cárcel efectiva.

En tanto, el senador por Magallanes, Alejandro Kusanovic, fue muy crítico sobre la prohibición total de armas anunciada por el presidente. “Al final es más fácil quitarle las armas a los ciudadanos honestos, porque los delincuentes nunca van a entregar sus armas”. Según el representante independiente: “hay que establecer sanciones ejemplares para los delincuentes que cometen delitos con armas de fuego”.

 


Asociación Chilena del Rifle